Enfermedad destructiva en Oriente que viene detectándose en países del Cono Sur

Roya de la soja

Aunque sin ocasionar pérdidas, en la última campaña se confirmó la presencia por primera vez en nuestro país (Misiones) de la Roya de la soja, enfermedad parasitaria del cultivo a la cual favorece la alta humedad y temperaturas medias y con síntomas detectables en la hoja de la planta aunque, en ataques severos, pueden ubicarse en tallos, pecíolos y vainas.

Esta enfermedad fue reportada por primera vez en Japón en 1902 y está ampliamente distribuida en los países orientales, siendo destructiva en zonas asiáticas subtropicales y tropicales, donde las pérdidas han oscilado desde un 10 a un 90%.

En el continente americano apareció por primera vez en Paraguay en el año 2001, donde los cultivos afectados experimentaron defoliación masiva alrededor de 30 días antes de la madurez normal. En esa campaña también fue detectada en Brasil en aproximadamente 220.000 has estimándose pérdidas del 30% de la producción que rondaría los 13 millones de dólares. En la última campaña, aunque sin reportarse pérdidas, se observó por primera vez en nuestro país en la provincia de Misiones.

Síntomas

Los primeros síntomas de la Roya de la Soja, cuyos organismos causales son Phakopsora meibomiae (Arthur) (Roya americana) y Phakopsora pachyrhizi H. Sydow & P. Sydow (Roya asiática) se caracterizan por pequeños puntos en las hojas de color grisáceo, que a medida que aumentan toman bordes angulares y coloración más oscura (de marrón claro a oscuro). En el envés de las hojas se observa en correspondencia con dichos puntos una protuberancia (pústulas), al principio clara y luego oscura, con un pequeño orificio por donde saldrán las uredosporas. La cantidad de pústulas por manchas son variables. Las lesiones de la roya americana son marrón rojizas, las de la roya asiática prácticamente no produce coloración.

Las lesiones se pueden observar luego en ambas caras de las hojas, pero son más numerosas en el envés. En ataques severos, las lesiones también se detectan en los tallos, pecíolos y vainas, produciéndose amarillamientos de hojas y desfoliación reduciéndose el número de vainas, el número de granos y el peso de los granos.

Características epidemiológicas y manejo de la enfermedad

La roya de la soja es un parásito obligatorio, cuya perpetuación depende de los hospedantes alternativos.  La bibliografía especializada cita 90 especies de leguminosas, entre las más conocidas el lupino (Lupinus angustifolius), el poroto manteca (Phaseolus lunatus) y el poroto común  (Phaseolus vulgaris).

Las epidemias más severas de esta enfermedad, a la cual favorecen la alta humedad y las temperaturas medias, se han observado con temperaturas diarias entre 16 - 24ºC con precipitaciones o largos períodos de mojado de hojas. A su vez es inhibida por temperaturas mayores de 30ºC y menores de 15ºC, como también condiciones de sequía.

Para la germinación de las uredosporas se necesitan temperaturas de 12 a 20ºC y agua libre sobre la superficie foliar durante aproximadamente 2 horas. Es un hongo policíclico que penetra directamente por la epidermis de las hojas, pudiendo cada 9-10 días producir una nueva generación. La producción de uredosporas por las pústulas puede ser continua durante 3 semanas. El ciclo puede repetirse de 4 a 5 veces durante la temporada del cultivo.

Las uredosporas pueden ser viables por 40-60 días, dependiendo de las condiciones climáticas. El modo de diseminación de esta enfermedad es a través del viento y no es trasmisible por semilla.

Se considera que las siembras más tardías pueden llegar a ser las más afectadas por roya, por la acumulación del inóculo de las siembras tempranas.

Como alternativas de manejo de esta enfermedad se han detectado cuatro genes de resistencia en líneas introducidas (PI 200492, PI 230970, PI 462312 y PI 459025). En India de 3300 entradas sólo se detectaron 6 resistentes y en China de 8000 entradas sólo 64 , no existiendo en la actualidad inmunidad a Roya de la soja.

Por otra parte las aplicaciones foliares con fungicidas de principios activos triadimefon y mancozeb cuando aparecen los primeros síntomas han resultado positivas en China, Tailandia e India. En Paraguay hay resultados promisorios con el uso de estrobirulinas y triazoles.

Recopilación:

Sección Comunicaciones INTA Marcos Juárez

Fuente: Roya de la Soja. Silvia D. de Vallone. Soja: Actualización 2002. Información para Extensión nº74. INTA Marcos Juárez. Septiembre 2002.