Introducción

Riesgos Climáticos: "Caracterización Agroclimática de las Heladas
en Cinco Saltos (Río Negro, Argentina)"

Resultados

Materiales y Métodos

En la región del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, se encuentra la localidad de Cinco Saltos, ubicada en el W de la Provincia de Río Negro, a la vera de la Ruta Nacional 151, distante 2 kilómetros del predio que ocupa la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Comahue.

 Figura 1: Ubicación de la localidad de Cinco Saltos (Prov. de Río Negro, Rca. Argentina)

Para realizar el trabajo se utilizó la serie histórica de datos diarios de temperaturas mínimas absolutas obtenidas de la Estación Agrometeorológica de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNComahue ubicada en la chacra experimental (38º56' Lat. Sur, 67º59'  Long.W y 285 m snm) en el período 1972-2001 (30 años) medidos con termómetros de mínima de alcohol en el Refugio Meteorológico según las normas del S.M.N.. La duración de las heladas se obtuvo a través de la lectura de fajas diarias del termohigrógrafo.

Para caracterizar las heladas según Burgos (op.cit.) se utilizaron  los parámetros que se detallan a continuación:

* Frecuencia: está dada por el número de veces que ha ocurrido el fenómeno, en un período determinado (anual y mensual).

* Fechas medias de primera y ultima helada: describe la distribución de las fechas medias a lo largo del período considerado.

* Fechas extremas de primera y ultima helada: la peligrosidad de las heladas para el productor agrícola es mayor cuando más se adelantan o se retrasan del período invernal, según se trate respectivamente de heladas otoñales o primaverales. Por esta razón es de suma importancia determinar las fechas extremas, es decir la fecha más anticipada y la más tardía dentro de la   serie estudiada.

* Período medio con y sin heladas:  el período medio con heladas es el lapso comprendido entre la fecha  media de primera helada y fecha media de última helada y corresponde a la época del año donde se espera que ocurran las bajas temperaturas. Calculado el período medio con heladas, se calcula el período medio sin heladas como la diferencia entre el número de días del año y el período medio con heladas. Es decir, que se considera período libre de heladas a aquel que comienza el día posterior a la última helada del año y finaliza el día anterior a la primera helada del año siguiente.

* Períodos extremos con y sin heladas: es el resultado de la diferencia entre la fecha extrema de última helada y la fecha extrema de primera helada de la serie.

* Intensidad de las heladas: está dada por el valor en ºC que alcanza el fenómeno anualmente y mensualmente.
Las heladas mensuales se clasificaron por intervalos de clases térmicas: muy severas (> a - 10ºC), severas (-8.0 a -9.9ºC), muy fuertes (-6.0 a -7.9ºC) fuertes (-4.0 a -5.9ºC), moderadas (-2.0 a -3.9ºC) y suaves (0.0 a -1.9ºC).(Da Motta, 1961).

* Variabilidad de primera y ultima helada: la ocurrencia de primera o ultima helada no coincide año a año y tampoco sucede en la fecha calculada, por eso se calcula la variabilidad. Esta no da una fecha exacta, sino un rango estimado en el cual puede producirse helada. Se calcula a través del desvío estándar.

* Probabilidad de ocurrencia: la determinación del desvío estándar nos permite estimar la probabilidad estadística de que la primera o última helada ocurra x días antes o después de la fecha media.

* Época de ocurrencia: la temporada normal en que ocurren las heladas es el invierno. Mientras más se alejen de esta estación, mas peligrosas resultan para los cultivos. Según la época del año en que se presentan, se denominan: heladas invernales, heladas otoñales, heladas primaverales y heladas estivales.
Las heladas otoñales son llamadas tempranas o primeras heladas. Mientras más anticipadamente se presenten, mayores serán los daños que provocan a los cultivos.
Las heladas primaverales son llamadas también tardías o últimas heladas y mientras más se retrasen, mayores serán las pérdidas en las especies bajo cultivo.

 En cuanto a la época de ocurrencia, se hace hincapié en las heladas tardías porque en la localidad de Cinco Saltos  y alrededores se cultivan frutales criófilos como principal fuente de producción. No obstante ser una zona agroclimáticamente apta, las heladas tardías representan un serio peligro para la producción y rentabilidad del cultivo. El final del invierno y los comienzos de la primavera coinciden normalmente, con el principio de la actividad vegetativa de las especies frutales de zona templada, una vez concluido su período de reposo.

En esta época, el proceso de la floración y el desarrollo inicial de los frutos, con fases tan delicadas como la polinización y la fecundación, de exigencias termométricas muy concretas, hacen al árbol frutal particularmente sensible a las condiciones climáticas, condiciones que, por otra parte, son marcadamente variables en este período.

* Índice de peligrosidad de las heladas (I.C.K.): conociendo las fechas media de primera y última helada, el período libre de heladas o los diferentes niveles de probabilidad de ocurrencia, se puede tener una idea del peligro que revisten las heladas, pero no es una información totalmente relevante.
Para tener una idea mas acabada del peligro que causan, se ha tratado de formular Indices que expresen con mayor o menor claridad este peligro. Se define un Indice de Peligrosidad como el valor que expresa la relación entre el régimen de heladas  y sus efectos sobre los cultivos, por lo tanto permite medir la peligrosidad de las heladas tempranas y tardías.
Burgos (op.cit.) integró en un valor numérico el peligro de primera y última helada vinculando el valor medio de la fecha media de ocurrencia, su dispersión y el estado de evolución de las plantas.
Ese índice se denomina I.C.K (del griego crios = frío, rigor del frío y kindinos = peligro) de primera y ultima helada y se refiere a la temperatura media del aire en la fecha que corresponde a una misma probabilidad de helada.
Esta peligrosidad queda expresada por una magnitud de Temperatura Media normal del aire.
Este índice fija un riesgo de pérdida de cosecha por heladas económicamente aceptable: 20% (es decir 1 cada 5 años) o en 5% (uno cada 20 años).
Según Burgos (op.cit.) el comportamiento diferencial de la sensibilidad al frío de los vegetales  depende fundamentalmente de la especie y del grado de desarrollo de las mismas, y teniendo en cuenta las pérdidas económicas que causan las bajas temperaturas a los cultivos, propone los siguientes índices:

- ICK de Primera Helada: es  la  temperatura  normal  del  aire  en la  fecha  antes  de  la  cual  es probable que ocurran heladas en un año de cada cinco (probabilidad p = 20%).
Conocidos los valores de fecha media de primera helada y su desvío estándar, se calculó mediante la Tabla de Fisher (Gilbert, 1980), la fecha del año que corresponde a la probabilidad de ocurrencia del 20%. Conocida la fecha, se halló la temperatura normal del aire que le corresponde con los datos de la Estadística Meteorológica de la Facultad de Ciencias Agrarias (Cordón et al.,1996).

- ICK de Ultima Helada: de manera similar, se calculó el ICK de última helada. En este caso se obtuvo la temperatura normal del aire en la fecha después de la cual es probable que ocurran heladas en un año de cada cinco ( p = 20%).