Resumen

Riesgos Climáticos: "Caracterización Agroclimática de las Heladas
en Cinco Saltos (Río Negro, Argentina)"

Materiales y Métodos

Introducción

Se entiende por riesgo natural los procesos naturales asociados a las circunstancias humanas o sociales.

Los riesgos naturales se pueden clasificar en procesos endógenos como vulcanismo, sismicidad, tsunamis, procesos exógenos como clima, dinámica fluvial, procesos extraterrestres: caída de meteoritos, ciclo de manchas solares y procesos generados por la acción antrópica: agujero de ozono, efecto invernadero.

Los riesgos naturales incluyen los riesgos climáticos. Entre los elementos del clima vinculados con los riesgos naturales, se encuentran las temperaturas extremas, y entre  ellas, las heladas.

Uno de los rasgos distintivos que diferencian la actividad agrícola de otras actividades económicas, es la condición de ser aleatoria. En efecto, esta actividad está condicionada y determinada por los factores meteorológicos, la marcha del tiempo y el ritmo de las estaciones. Los factores meteorológicos comprenden las heladas.

Las heladas provocan graves daños a la agricultura, dependiendo de su intensidad, duración y fase fenológica del cultivo. Por ello, es necesario conocer el régimen de producción de heladas durante el año y sus características macrometeorologicas, micrometeorologicas y agroclimáticas para prever la posibilidad de ocurrencia, alertar y adecuar los métodos de defensa.

En Climatología, el vocablo régimen, que significa la forma o manera de ocurrir u ordenarse las cosas, se usa para expresar las modalidades que presentan los distintos elementos del clima a través del tiempo calendario o cronológico.

La caracterización de las variaciones de esos elementos a través del tiempo, se efectúa mediante parámetros estadísticos de intensidad, tipo, frecuencia, duración, etc., que permiten establecer las comparaciones entre los distintos climas.

El régimen climático de heladas debe referirse al estudio de las características de intensidad, frecuencia, duración, tipo, época de ocurrencia, etc. de las temperaturas mínimas consideradas como "helada", a fin de presentar los valores climáticos representativos.

El concepto meteorológico de helada considera como tal a todo descenso de temperatura del aire igual o bajo 0ºC. Cuando no se realiza ninguna aclaración, debe entenderse que dicha temperatura se ha registrado en un termómetro en abrigo meteorológico a la altura normal de observación. En nuestro país, según las normas del Servicio Meteorológico Nacional, la altura del refugio meteorológico es a 1.50 m sobre el suelo. Se suele hablar, también, de helada de superficie o helada césped, refiriéndose a temperaturas registradas en termómetros colocados sobre el suelo o a escasa distancia del mismo (0.05 m).

Desde el punto de vista agrícola, el concepto de helada admite una interpretación más biológica. Se considera como tal, a los descensos térmicos capaces de causar daños a los tejidos vegetales, los cuales resultarán diferentes según las especies y variedades, el estado fenológico y sanitario, edad, etc. Se define como helada agrometeorológica a la ocurrencia de una temperatura mínima diaria no superior a 3ºC a 1.50 m de altura dentro del refugio meteorológico. Este tipo de helada es de interés para ciertos cultivos de porte bajo como los hortícolas pues equivale a 0ºC o menos a la intemperie en superficie según Hirschorn (Burgos,1963).

Sin embargo, para los fines generales y prácticos, las temperaturas de 0ºC o inferiores obtenidas en el refugio meteorológico a 1.50 m de altura, resultan adecuadas para establecer comparaciones de carácter agroclimático, es decir, para trabajar con sentido generalización geográfica. Debe recordarse que, en virtud de la inversión térmica nocturna, pueden ocurrir heladas a nivel del suelo o en cultivo de poca altura aunque no se registren en el abrigo meteorológico.

Un estudio agroclimático de las heladas debe determinar su régimen en función de los valores medios, extremos y de variabilidad de:
         
          - duración
          - intensidad
          - época de ocurrencia
          - frecuencia
          - peligrosidad

Asimismo debe integrar no sólo los parámetros antes mencionados, sino también aquellos índices que permitan cuantificar, o al menos calificar, el probable daño a los distintos cultivos agrícolas.

El régimen de heladas en el país, en general, ha sido muy estudiado por diversos autores:  (Hirschhorn et al., 1952-1958); (Pascale y Damario, 1958); (Burgos, 1963); (Damario y Pascale, 1994); (Damario et al. 1996); (Pascale et al., 1997)

En forma regional, para el Alto Valle, han sido estudiadas con diferentes enfoques por (Flores et al., 1977); (Tassara y Charles,1984); (Figuerola y Mazzeo, 1994); (Cogliatti y Mazzeo, 1997); (Giacinti 1998), (Bastanski et al. 2000).

La caracterización del régimen de heladas constituye una herramienta para la toma de decisiones en el planeamiento agropecuario. Es de gran aplicabilidad en la orientación de extensionistas, fruticultores y organismos gubernamentales.

A partir del conocimiento de las temperaturas mínimas letales para cada cultivo o estadio fenológico, es posible establecer  las probabilidades de riesgo por frío excesivo para una determinada localidad (Buriol, 1976). La protección de las plantas a las temperaturas de congelamiento puede no ser viable técnica o económicamente. Por lo tanto, además del conocimiento de la resistencia de las plantas, es primordial obtener una previsión estadística de la ocurrencia de bajas temperaturas (Acosta et al., 1973).

Una de las informaciones imprescindibles son los datos de ocurrencia de la primera helada de otoño y de la ultima helada de primavera. Como ellos varían considerablemente año a año, es necesario expresarlas en forma de "porcentajes de riesgo" o "probabilidad de ocurrencia".

El conocimiento de  esos datos permite definir el periodo libre de heladas, importante parámetro para el cronograma de plantación de los cultivos en las diferentes estaciones del año.

En la región del Alto Valle del Río Negro y Neuquen existen antecedentes de importancia sobre daños producidos por heladas tardías. En 1972 y 1985 disminuyó entre un 50 a 60% la producción de manzanas y en 1992, los daños provocados por este fenómeno, se estimaron en un 40 % (Leskovar, 1992).

Es de primordial importancia conocer el régimen agroclimático de las heladas en las distintas localidades del Alto Valle del Río Negro y Neuquen, no sólo por los cultivos que se practican actualmente, los cuales son sumamente sensibles a las bajas temperaturas primaverales, sino también para tener en cuenta para la introducción de nuevas especies en la región y determinar los métodos de defensa mas apropiados.

El objetivo de este trabajo es caracterizar agroclimáticamente el régimen de heladas para la localidad de Cinco Saltos (Prov. de Río Negro)  ubicada en la región del Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

Contenidos

Resumen

Materiales y Métodos

Resultados

Conclusiones